?The public offices belong to the State; they are not patrimony belonging to individuals. None who do not have probity, aptitudes and merits are worthy of those offices.? ------------ Sim?n Bolivar Palacio
 
The Palacio Organization
Register  |   |   |  Latest Topics  |  Chat
 
 
 


Reply
  Author   Comment   Page 1 of 2      1   2   Next


Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #1 

El Resguardo & Manuel María Palacio Vargas.

 

~ Capitulo II A y II B, páginas 7 a la 9, del Documento de Trabajo sobre Economía Regional Nº 24-Octubre, 2002, del Centro de Estudios Económicos Regionales-Banco de la República (Cartagena de Indias), titulado: ‘Perfil Socioeconómico de Tubará: Población dormitorio y destino turístico del Atlántico’, del Economista Juan David Barón Rivera.

 

 

A. El resguardo indígena de Tubará (11)

En la actualidad en el municipio no existe un resguardo indígena reconocido por el Estado. Sin embargo, los indígenas se han empeñado en que se les reconozca tal estatus

tratando de recolectar pruebas que demuestren que el resguardo existió hace más de

tres siglos.(12) En 1998 el Estado los reconoció como etnia: la Mokaná.

 

Según la información consignada en el Esquema de Ordenamiento Territorial, EOT, la

historia del resguardo de Tubará comienza en el siglo XIX cuando el Distrito de Tubará

poseía dos Cédulas reales que le reconocía todos los derechos otorgados por la Corona

Española.(13) Juan Cabarcas poseía tierras colindantes con el resguardo, por lo que pidió

a los indígenas las cédulas en préstamo para definir los linderos de sus tierras con base

en la información estipulada en ellas. Dice en el EOT (p. 121):

 

Pasaron los días, semanas y meses y el Señor Cabarcas no regresaba

la Cédula Real a sus dueños, por esa época se presentó la guerra

de los mil días y el país entró en conmoción y no fue fácil para los

indígenas recuperar la Cédula.

 

Blanco sugiere que los documentos no existieron y que no se sabe por qué razón, aun

sabiendo los habitantes y sus autoridades que el poblado estaba edificado en el territorio

del resguardo, no se hubieran preocupado por saber de los títulos correspondientes.(14)

 

El 3 de febrero de 1886, el juez primero de Barranquilla declaró como “bien vacante“ el

terreno correspondiente a este resguardo. Sugiere Blanco que dicha declaración hecha

por el juzgado, fue solicitada por el que a la larga se beneficiaría, Manuel María Palacio.(15)

 

Continua José Agustín Blanco: "Siguió luego la venta en subasta pública del globo

de tierra; y el favorecido, Manuel María Palacio, ofreció en venta al Distrito de Tubará el territorio de este mismo, o en otras palabras, a prorrata los vecinos compraron por 400

pesos a Palacio el territorio de su propio municipio".(16) Manuel María Palacio se reservó

para sí mismo y sus hermanos el derecho al subsuelo. En el siguiente apartado se verá

porque se presenta este hecho tan peculiar a finales del siglo XIX. Como se mencionó

antes, los indígenas aún hoy reclaman parte del territorio del municipio de Tubará como

resguardo indígena.

 

 

B. Manuel María Palacio Vargas (17)

 

La familia Palacios estaba conformada por los hermanos Manuel María, Rafael María y

Gregorio. Eran hijos del Capitán cartagenero Gregorio Palacio García del Fierro y de

María Mercedes Vargas de Barros. Sus abuelos paternos fueron el Coronel Joaquín María Palacio (pariente del Libertador Simón Bolívar) y María Manuela García del Fierro de Veracorte, tía de Rafael Nuñez y oriundos de la ciudad de Cartagena.

 

Al fallecer su padre, la viuda y los tres hijos se trasladan a Tubará, pueblo natal de doña

María Mercedes Vargas de Barros. Allí tenían plantaciones de caña de azúcar y trapiches para mieles, panelas y rones. Los tres hermanos combinaban la actividad de la

agricultura con las letras, la política y la milicia. De hecho, los tres hermanos habían

obtenido el título de general y uno de ellos, Rafael María, ocupó el cargo de ministro de

Gobierno en la presidencia de Manuel Ignacio Sanclemente en el periodo 1898-1900.

Manuel María nació en Galapa –Atlántico– el 1 de enero de 1842. Se dedicó con éxito a

la agricultura, la ganadería y el comercio. Fue propietario de grandes predios, especialmente en jurisdicción del municipio de Tubará. Cultivó algodón e incluso utilizó una desmontadora con el propósito de procesar la fibra y venderla en los mercados de Inglaterra y Alemania. En su haber también se contaban más de 3.000 cabezas de ganado vacuno.

 

Estas actividades comerciales le permitieron a Manuel María financiar los primeros intentos de explotación comercial de petróleo crudo en Colombia, en el campo Las Perdices, jurisdicción del municipio de Tubará. En 1870, Manuel María Palacio invitó a Ramón Collante, jefe de trabajos de construcción del ferrocarril de Barranquilla, a sus plantaciones en Tubará. Fue Collante quien sugirió que tras la prolongada combustión de los campos de algodón después de las cosechas estaba la presencia de gas natural y posiblemente de petróleo. Entusiasmados, Manuel María y su socio, David López, contrataron en 1883 al geólogo Luis Stiffler para la implementación de un mecanismo que permitiera extraer el líquido. De allí surgió la primera explotación de petróleo en Colombia.

 

El pozo rindió 50 barriles diarios de crudo, cantidad nada despreciable para la época.

Aunque la calidad del crudo era bastante buena, 42º API, por la cantidad de crudo

encontrada en el pozo, éste se declaró no explotable comercialmente.

 

Como se mencionó en el apartado anterior, desde 1886 los Palacio tienen posesión del

subsuelo del antiguo resguardo indígena de Tubará. Esos derechos sobre el subsuelo

han pasado a sus descendientes, los cuales están organizados en “La comunidad de

condueños del subsuelo del antiguo resguardo indígena de Tubará”, esperando a que

algún día se encuentre petróleo o gas en cantidades comercialmente explotables.

 

 

 

 

11 Basado en lo consignado en el Esquema de Ordenamiento Territorial de Tubará y Blanco (1995).

12 EL TIEMPO, “En busca de El Dorado…en España”, sección la Nación, página 1-27, domingo 09

de diciembre de 2001.

13 Vale la pena aclarar que sobre este respecto, Blanco (1995, página 96) señala: "…este no es el

caso de Tubará puesto que no existe documento alguno que contenga el hecho de que la Corona

alguna vez hubiera otorgado título de propiedad de su territorio a un determinado cacique, a más

que las antiguas encomiendas del departamento del Atlántico cesaron legalmente en 1721 y

unos años más tarde, tal vez diez o quince, ninguno de esos pueblos de naturales tenía cacique.

Eran doctrinas solamente."

14 En su libro Blanco no menciona a Juan Cabarcas.

15 Al parecer no existen pruebas ni para corroborar ni para desmentir dicha afirmación.

16 José A. Blanco, Op. Cit., página 95.

17 Véase: José F. Isaza y Luis E. Salcedo, Sucedió en la Costa Atlántica: los albores de la industria

petrolera en Colombia, El Ancora editores, Bogotá, 1991; y Ramón Palacio Better, Palacio Vargas,

tres hermanos generales de Colombia, en <http://www.palacio.org.>

 

 

~Fuente: Puedes consultar y verlo completo (PDF) en el WebSite:

<http://http://www.banrep.gov.co/docum/Pdf-econom-region/ Documentos/DTSER34-Tubara.pdf>

Y también este documento puede consultarse en la página web del Banco de la República: <http://www.banrep.gov.co> (Ruta de acceso: Información económica/Documentos e informes / Economía regional/Documentos de trabajo sobre economía regional).

RJPC Agosto, 2005.



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #2 

Una somera idea de las intrigas del ex MinMinas Villamizar, contra Corintuba, remonta sus origenes en la Gestión realizada en Puerto Rico en 1995 y con la vinculación de PICO INVESTMENT, un Representante de la ENRON & la Familia Bush y el Gestor Rodolfo J. Palacio Castillo.

 

Luego y sin mediar, con las Personas que le introducen el potencial de la Comunidad, visitan sus Linderos por medio del ejecutivo de la firma que adquieren en Barranquilla, Atlántico (Colombia): PROMIGAS.

 

No es extraño, luego ver y junto a otra transación similar de Mineria (en el Sur de Bolívar), que las presiones de los mismos personajes se entrecrucen con el 'miti-miti', sucesos de la relación fraterna entre Bush-Villamizar & Ass. y truncar el desarrollo de Corintuba, por no ceder en su caprichosa ambición.

 

Una de ellas, lleva a la no protocolización del Convenio Allied-Corintuba, en Febrero de 1996 y pretender expropiar 'de facto' esta Propiedad Privada, donde se realizó el hallazgo del Primer Pozo de Petróleo en Colombia (1883).

 

El siguiente articulo, nos lleva a conocer una de las tantas tramas, para ver como 'realmente' se logran Concesiones e inversiones en areas potenciales de Hidrocarburo, en contra de sus Nacionales y siendo serviles a los intereses de Otros, desde los cargos donde estan supuestos a proteger y garantizar el cumplimiento de las Leyes & Patrimonio de sus Ciudadanos:

 

Número 142  //  10 de octubre de 2001  //  22 Rajab 1422 A.H.

 ACTUALIDAD INTERNACIONAL

Bush: Petrolero en Colombia

http://www.sodepaz.com

 

Bush puede enfrentar una  controversia por sus intereses personales en campos petroleros en  zonas de guerra del país, que valen más de 230 millones de dólares.

Todo empezó el 19 octubre de 1999 cuando el presidente  Andrés Pastrana y el candidato a la Presidencia de los Estados Unidos,  George W. Bush, se reunieron en Austin, Texas. Bush, entonces gobernador del  estado de Texas y precandidato por el partido republicano, se declaró muy  cercano a Colombia y le prometió apoyo a Pastrana en caso de ser elegido  como el sucesor de Clinton.

A finales del año pasado, cuando en  la Casa de Nariño se celebraba la elección de Bush, el propio  presidente Pastrana comentó que la cercanía del nuevo presidente  de los Estados Unidos con Colombia se debía no sólo a que  había sido asesor de una empresa petrolera con millonarias inversiones en  el país, sino a que la familia del nuevo presidente poseía  acciones en esa compañía.

Pastrana recordó que en  1999, durante su visita a Austin, el entonces gobernador Bush le coordinó  un encuentro con prestigiosos empresarios del sector petrolero y  energético de Texas para que valoraran posibles inversiones en Colombia.  Pero también le reveló que él ya tenía inversiones  en Colombia por cuenta de Harken Energy Corporation, una firma petrolera cuya  casa matriz está en Houston, Texas, y que tiene una filial en  Bogotá, donde aparece registrada como Harken de Colombia Ltda.

Bush llegó a tener 345.426  acciones y un poder de influencia que consolidó la imagen de  Harken.

El ingreso de Harken a Colombia no fue  accidental. Rastreando los orígenes de la historia, CAMBIO pudo  establecer que Bush empezó a interesar- se en el país gracias a su  amistad con Rodrigo Villamizar, ex ministro de Minas y Energía del  gobierno de Ernesto Samper.

Bush y Villamizar se conocieron a finales de  la década del 60 en la Universidad de Yale y en la facultad de  Administración de Empresas de la Univer- sidad de Harvard. Los dos  siempre mostraron interés por el tema petrolero y desde entonces  Villamizar se convirtió en uno de los principales consejeros de Bush en  asuntos que tenían que ver con América Latina. Consultado por  CAMBIO, Villamizar dijo desde Houston que “Bush siempre ha creído  en Colombia para invertir, así como lo ha hecho en Ecuador y Perú  o en los estados de Oklahoma y Louisiana”.

Las  inversiones de Bush

Los primeros pinos que hizo Bush en negocios de petróleo  fueron con pequeñas compañías de su familia en Texas, pero  los resultados negativos de esas incursiones empezaron a crearle fama de mal  empresario.

En los sectores petroleros de Estados Unidos se asegura que  en 
1986 Harken lo salvó de la quiebra cuando compró parte de las  acciones 
de Spectrum 7, una empresa creada por Bush Jr. en momentos en que su  padre, George, aspiraba a la Presidencia de los Estados Unidos. Spectrum 7  estaba al borde de la bancarrota cuando Harken la salvó.

Harken  figuró entre las empresas que contribuyeron a la financiación de  las dos campañas presidenciales de Bush padre. Harken hizo lo mismo con  las del hijo tanto para la gobernación de Texas en 1994 y en 1998, como  para la Presidencia en 2000.

Gracias a la fusión realizada entre Harken y Spectrum 7 en noviembre de 1986, el actual presidente Bush acabó  convertido en uno de los propietarios de la nueva firma con 212.152 acciones de  capital. Luego, el 10 de marzo de 1987, compró otras 80.000 acciones, y  25.000 más el 6 de junio de 1989. Su inversión llegó en  1993 a 345.426 acciones, lo que representa el 1,1% del valor de la empresa, algo  insignificante en un país de gran concentración de capital como  Colombia, pero nada despreciable en un país como Estados Unidos, donde  los grandes potentados controlan compañías con el 5% ó el  10%.

Mientras Villamizar era ministro de  Minas, Ecopetrol le adjudicó a Harken tres de los cinco contratos que hoy  tiene con el Estado.

Las ganancias de la  guerra

Aunque Bush siempre ha calificado su  participación en Harken como “insignificante”,  investigaciones realizadas por The Washington Post y The Wall Street Journal  demostraron que la familia Bush siempre mantuvo “las posiciones  sustanciales” en el plano directivo de la compañía.  Según la biografía de Bush que difundió el Departamento de  Estado, el nuevo presidente habría dicho en alguna oportunidad una frase  que puede explicar todo esto: “Aprendí el valor de la diplomacia  personal al ver cómo mi padre creaba amistades y relaciones con  gobernantes extranjeros”.

La influencia de la familia Bush sobre Harken creció cuando  Bush padre asumió la Presidencia de los Estados Unidos en 1989. Entonces,  Bush hijo pasó a formar parte de la junta directiva de la firma y se  desempeñó como director y consultor con un salario que  empezó en US$80.000 al año y que llegó después hasta US$120.000.

Pero a comienzos de la década del 90, los intereses  económicos del delfín empezaron a crearle problemas al padre. A  Harken le fue otorgado por 35 años un contrato en Bahrein, en el Golfo  Pérsico, por encima de multinacionales con mayor experiencia como Amoco.  Según Bill Muntaglio, investigador autor del libro First Son sobre Bush  hijo y su padre, “analistas de la industria petrolera quedaron  atónitos cuando Harken se quedó con el negocio, en momentos en que  Amoco ya había iniciado negociaciones con el ministro de Petróleos  de Bahrein”, cuyo gobierno es uno de los principales aliados de Washington  en la zona. La sensación de que Bush padre había influido en  Bahrein en favor de la compañía de su familia quedó en el  aire.

El negocio disparó el valor de las acciones de Harken y el  22 de junio de 1990 Bush Jr. vendió buena parte de las suyas, lo que le  significó ganancias superiores al 200%. Pocas semanas después  estalló la Guerra del Golfo, la exploración fracasó y las  acciones de Harken se derrumbaron. Entonces se oyeron voces en tono acusador que  sindicaban a Bush Jr. de haber sacado provecho personal de información  privilegiada en el sentido de que venía la guerra y las acciones  caerían.

Influyentes medios de comunicación como la  revista Time se preguntaron entonces cómo una empresa sin prestigio  internacional había sido utilizada por el hijo del presidente para  especular y enriquecerse. La investigación no terminó en  sanción alguna contra los Bush, pero el debate ético no  dejó bien parada a la familia presidencial. Para los analistas de la  prensa y para la opinión pública en general, no cabía duda  de que el interés patriótico había sido manipulado cuando  los intereses financieros de la familia presidencial estaban muy cerca del frente de combate.

Harken fue una de las petroleras que  intercedieron ante el Congreso para la aprobación del Plan  Colombia.

Los cargos de tráfico de  influencias contra Bush Jr. se repitieron en 1994, cuando siendo candidato a la  gobernación de Texas, el semanario neoyorquino The Nation lo acusó  de presionar al ministro de Obras Públicas de Argentina, Rodolfo Terragno, para que le adjudicara un contrato de gas a la multinacional Enron,  una de las compañías que habían aportado recursos a su  campaña electoral. El gobierno de Raúl Alfonsín no  cedió a las pretensiones de Bush, pero más tarde, durante la  primera administración de Carlos Menem, amigo de los Bush, la  construcción del gasoducto entre Argentina y Chile le fue entregada en  concesión a Enron.

Harken en Colombia

El ingreso de Harken a Colombia empezó a estudiarse a comienzos  de la década del 90 y se formalizó en 1992 cuando Ecopetrol le  adjudicó un contrato de exploración entre los municipios de  Maní y Orocué, en Casanare (ver mapa) al que se sumaron cuatro  más, el último de los cuales se suscribió en 1998. Vale la  pena destacar que entre 1995 y 1997, cuando Rodrigo Villamizar se  desempeñaba como ministro de Minas y Energía, Ecopetrol le  adjudicó a Harken tres de los cinco contratos de exploración que  hoy tiene con el estado colombiano. “En esta adjudicación no  había impedimento alguno porque los contratos beneficiaron al país  y no a mí”, dijo Villamizar a CAMBIO.

Si a Harken le va bien, Bush puede  ganar millones de dólares. Si, por ejemplo, la guerra los afecta, puede  perder otro tanto.

En la actualidad, Harken es una de las compañías con  más contratos vigentes, con posibilidades de exploración durante  seis años y de producción durante 22 años más.  Aunque la mayoría de los proyectos se encuentran todavía en la  etapa de exploración y sólo tres pozos están produciendo  crudo, en su página web Harken Energy Corporation muestra a Colombia como  su principal inversión hacia el futuro, por encima de Estados Unidos y de  otros países de América Latina.

En los círculos  petroleros internacionales Harken es percibida como una empresa sólida  porque, además de sus inversiones en varios estados de Estados Unidos,  tiene la capacidad de apostarle a un país en donde los riesgos son muy  altos y al que sólo se le miden las grandes petroleras como Oxy y BP. De  hecho, en su página web, Harken Energy demuestra que sus inversiones  más importantes están en Colombia, pues son más del doble  de lo que tiene en Estados Unidos. Según el ex ministro Villamizar,  “gracias al interés de Bush en Colombia, Harken ha invertido cerca  de 250 millones de dólares en busca de petróleo, lo que le ha  representado al país importantes ingresos en divisas”.

Conflicto de intereses

Pero  más allá de lo anecdótico, la conexión del actual  presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, con Harken y de ésta  con Colombia pueden tener importantes efectos políticos, pues el futuro  de Colombia, de su economía, de los inversionistas extranjeros como  Harken, depende en buena medida del apoyo que Washington le brinde.

Desde un punto de vista pragmático, para Colombia la  situación puede ser positiva, pues si al país le va bien, a Harken  y a Bush les puede ir bien. De donde se puede deducir que Bush podría  tener el mayor interés en que a Colombia le vaya bien.

Pero el  asunto es más delicado. El cruce de cables entre los negocios del  presidente Bush y la política exterior que hoy debe orientar, tiene sus  semillas en 1999 cuando las principales petroleras estadounidenses –Harken  entre ellas–, empezaron a cabildear ante el Congreso en Washington para  presionar la aprobación del Plan Colombia. Incluso se creó el  grupo conocido como US Colombia Business Partnership del que forman parte  multinacionales que tienen negocios en Colombia y que están interesadas  en que se mejoren los niveles de seguridad para proteger sus inversiones.

Como en el caso de Bahrein, el presidente Bush podría terminar  envuelto en un conflicto de intereses, pues en su caso resulta difícil  separar sus negocios personales de los asuntos de política exterior y  seguridad de su país, aún si se tiene en cuenta que sus acciones  en Harken están en poder de un fideicomiso y él no las controla  desde que asumió la Presidencia. El fideicomiso sólo garantiza que  él no pueda intervenir en decisiones de Harken. En cuanto a Colombia, el  país del que depende el futuro de Harken, bien puede ser favorecido por  determinaciones presidenciales de Bush. Basta con imaginar que si a Harken le va  bien en Colombia y sus pozos operan de modo exitoso, Bush puede ganar millones  de dólares. Y si no, si por ejemplo la guerra los afecta, puede perder  otro tanto.

No es de extrañar que si un día se intensifica  la intervención estadounidense en Colombia, la oposición a Bush y  los medios de comunicación cuestionen el hecho de que su comandante en  jefe decida invertir millones de dólares y arriesgar la vida de decenas  de soldados estadounidenses en un país donde tiene tantos y tan valiosos  intereses personales.

“Gracias a Bush, Harken ha  invertido en Colombia 250 millones de dólares en busca de  petróleo”. Rodrigo Villamizar, ex ministro de Minas.

Andrés Pastrana y George W. Bush  se encontraron de nuevo el pasado 27 de febrero. Bush ya no era el gobernador  del estado petrolero por excelencia de Estados Unidos, sino el Presidente de los  Estados Unidos. Volvieron a hablar de economía y de petróleo,  aunque Bush ya no le habló de Harken. Sin embargo, le aseguró al  presidente colombiano que defenderá el Plan Colombia a capa y espada, y  que promoverá más inversión estadounidense en Colombia.  “Ante todo soy un libre comerciante”, le dijo. Y es tal vez esta  vocación la que lo puede meter en problemas.

El debate  está planteado y dará mucho de qué hablar sobre todo si se  tiene en cuenta que el Congreso de los Estados Unidos acaba de anunciar que  espera que el presidente Bush explique en las próximas semanas los  alcances del Plan Colombia no sólo bajo la perspectiva de la seguridad  nacional sino frente a las inversiones de los empresarios privados  estadounidenses en Colombia. Sólo entonces se sabrá si el fantasma  de Harken hará temblar al presidente Bush y tendrá efectos para  Colombia.

Bush como petrolero
Huyéndole a las quiebras

Una vez George Bush Jr. se graduó en Yale y Harvard  decidió ir a probar suerte en Midland, Texas, un pueblo en el que su  familia ya era reconocida entre los empresarios petroleros. Según una  biografía publicada por el Departamento de Estado luego de su  posesión como presidente de los Estados Unidos, su historia petrolera  empezó como landman, un pequeño empresario que investiga los  derechos de propiedad de terrenos aptos para la exploración y luego los  arrienda. Enseguida decidió trabajar en casos de derechos de  regalías y después arriesgó en proyectos de  perforación de pozos. No le iba bien pero era muy reconocido entre los  ejecutivos del sector. En 1978 se lanzó como aspirante al Congreso con el  apoyo de varios empresarios petroleros y perdió.

Creó  empresas petroleras que no tuvieron mayor trascendencia como Zapata Oil en la  cual lo apoyaron varios inversionistas. Pero no encontró petróleo  y sus socios perdieron dos millones de dólares. Luego fundó  Arbusto Energy en honor al significado en español de su apellido. Cuando  la quiebra volvió a amenazar recibió el apoyo de Philip Uzielli,  un inversionista con intereses en Panamá y cercano a su padre. Uzielli  compró el 10% de Arbusto Oil en un millón de dólares a  pesar de que había sido valorado en US$400.000. Luego cambió el  nombre de la empresa a Bush Exploration en busca de mayor publicidad pero, dice  la biografía divulgada por el Gobierno norteamericano, “las cosas  no marcharon bien y los precios del petróleo empezaron a caer a  principios de la década del 80, lo que dificultó la  operación de la nueva empresa”. En 1984 Bush decidió  fusionar la compañía con otra pequeña empresa de  exploración llamada Spectrum 7, con sede en Cincinnati y oficina en  Midland, de la cual pasó a ser presidente. Una vez más, la crisis  se hizo insostenible a pesar de controlar 180 pozos en Texas, hasta que  apareció en 1986 la propuesta salvadora de Harken Energy Corporation. A  pesar de que su eficacia como empresario petrolero no le ayudó mucho, su  apellido sí resultó definitivo (ver artículo central). El  diario Washington Post citó a Paul Rea, un ex presidente de Spectrum 7,  que reconoció que “una de las razones por las cuales Harken se  interesó por la compañía fue porque allí estaba  George. Ellos pensaban que el apellido Bush sería una gran ayuda y por  ello lo querían de su lado”. Con él Harken se  posicionó en el mercado internacional pero casi quiebra cuando el  controvertido contrato en Bahreim resultó fallido. A pesar de los  traspiés la billetera de Bush siempre salió fortalecida.

A la espera de un golpe de suerte
Colombia es  la esperanza

Para decirlo de la manera más sencilla posible, la suerte de  Harken Energy Corporation está íntimamente atada a la de sus  proyectos en Colombia. Y es que la empresa con sede en Houston tiene cinco  contratos de asociación en el país, muy por encima de sus  intereses en Costa Rica o incluso en los Estados Unidos. Aunque sólo dos  campos están en producción, gracias a yacimientos de tamaño  relativamente pequeños –de menos de 5.000 barriles diarios–,  la empresa mantiene el optimismo en las posibilidades de encontrar  depósitos de crudo más grandes. Según Harken, las reservas  probadas en Colombia tenían un valor presente, antes de impuestos, de  224,6 millones de dólares a junio 30 de 2000, una suma bien superior a  las que tiene en los Estados Unidos, estimadas en 95,8 millones de  dólares a finales de 1999.

Las cifras conocidas de Harken dejan  en claro que la empresa se está jugando casi todo en Colombia. Las  pérdidas en 1999 fueron de 13 millones de dólares con ventas de 20  millones de dólares, una mejoría notable, pero no suficiente  frente al saldo en rojo de 53 millones de dólares que dejó el  ejercicio de 1998. El mercado de valores ha mostrado una actitud cambiante  frente a la compañía. La acción que llegó a  cotizarse en US$13,10 en los últimos 12 meses, alcanzó a caer a  US$1,25 y estaba en cerca de US$5 la semana pasada. El valor de la empresa,  según su cotización reciente en bolsa, es de unos 88 millones de  dólares, una cifra relativamente menor en los Estados Unidos.

¿Son tales cifras evidencia de una gran fragilidad? Sí y  no. Harken, al igual que decenas de empresas exploradoras de ese tamaño,  depende de su éxito en unas cuantas áreas y de la mezcla adecuada  de suerte y técnica. En sus más de 20 años de historia la  empresa ha estado tanto al borde del colapso, como ha tenido épocas de  vacas gordas. Es con la intención de ver reverdecer sus laureles que la  compañía se ha jugado sus cartas en Colombia. La  explicación oficial es que las posibilidades de encontrar tesoros en  materia petrolera en territorios conocidos, como los de Estados Unidos, es muy  escasa. En cambio Colombia sigue siendo un territorio relativamente inexplorado  en el cual una empresa del tamaño de Harken puede hacer una buena  fortuna, como en su momento y bajo condiciones similares le ocurrió a  Triton en el caso de Cusiana. Si los riesgos de operar en el país le  preocupan a Harken, hay que decir que eso está dentro de los  cálculos típicos de una industria que se mueve normalmente en  condiciones inhóspitas, en los más remotos confines del mundo. La  empresa se precia de conocer bien el territorio nacional y para ello cuenta con  dos colombianos en sus altas esferas: Gabriel Gustavo Cano Velásquez,  gerente de la operación en el país, y Guillermo Sánchez,  vicepresidente en el área de desarrollo de negocios.

En lo que va  del año las noticias han traído unas de cal y otras de arena. Por  una parte, el pozo Olivo 2 en el contrato Bolívar no dio resultado,  después de una inversión de varios millones de dólares. Por  otra, el pozo Estero 2 en el contrato Alcaraván dio resultados positivos  con una producción cercana a los 1.500 barriles de petróleo  diarios, lo cual aumenta en casi 30% la capacidad de producción de la  compañía. Tal como dijo su presidente, Mikel Faulker, a comienzos  de mes: “La capacidad de producción adicional potencial (...) debe  tener un impacto significativo sobre nuestro desempeño en 2001”.

Harken en cifras

  • Reservas avaluadas  en los Estados Unidos antes de impuestos: 95,8 millones de dólares

  • Reservas avaluadas para Colombia antes de impuestos: 224,6 millones de  dólares (a junio 30 del 2000)

  • Promedio de producción  aproximada de barriles por día: 4.700, un 39% más sobre el  promedio de 1999

  • Capital de trabajo: 18,4 millones de dólares de un  efectivo disponible de 26,8 millones de dólares

  • Valor presente por  acción de la empresa: US$4,7 muy bien posicionada en el mercado de bolsa

  • Valor neto de activos con un crecimiento de 47% durante los últimos  cinco años

  • Terrenos en todo el mundo calculados en dos millones de  acres, unas 500.000 hectáreas

  • Cinco contratos vigentes en Colombia  con posibilidades de exploración a seis años y producción a  22 años

  • Activos comprados por 600 millones de dólares en todo  el mundo

  • Ha atraído y cerrado transacciones equivalentes a 1.000  millones de dólares

  • Utilidades antes de impuestos por 19,6 millones  de dólares durante el último trimestre

    Fuente: Harken Energy Corporation a septiembre 30 de 2000

Las operaciones  internacionales
Nuevas inversiones en  Latinoamérica

Además de sus inversiones en  Colombia, Harken maneja proyectos de inversión en Estados Unidos en Four  Corners, Nuevo México, Texas, Arkansas, Mississippi y Louisiana. En  Latinoamérica también trabaja en Costa Rica en un contrato en el  que se asoció con MKJ para manejar cuatro concesiones que suman un total  de 5.634 kilómetros cuadrados localizados dentro del Mar Caribe, desde el  Parque Nacional Tortuguero hasta el Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca  Manzanillo, en la frontera con Panamá. Allí la controversia se  desató por las garantías para el cumplimiento de las normas  ambientales. Harken declara en su página de internet que los  próximos países en los que suscribirá contratos de  exploración son Chile, Ecuador, Perú, Panamá, Honduras,  Nicaragua y Belice.

Muchos de los contactos de Harken para esta parte  del continente los facilitó Bush mientras fue gobernador de Texas entre  1994 y enero del 2001. Una vez en la Presidencia, Bush no ha escondido su  interés por los temas petroleros. Durante su primer encuentro con el  presidente mexicano Vicente Fox le manifestó su deseo de llegar a un  acuerdo petrolero para diversificar la dependencia norteamericana en el mercado  del crudo. En el mismo sentido ya habló con el presidente de Brasil,  Fernando Cardoso; con el de Chile, Ricardo Lagos, y con el de Bolivia, Hugo  Bánzer. Este último país por su potencial de gas. Una de  las mayores preocupaciones de Bush es Venezuela debido a la política  nacionalista promovida por el presidente Hugo Chávez, por lo que se  considera que será el próximo objetivo de la agenda petrolera de  Bush.



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #3 

HISTORIA DEL PETROLEO
EN COLOMBIA

 

Entrando en los años 1800, el consagrado de la Otra Raya del Tigre, el Alemán Geo Von Lengerke, envió a Berlín, las primeras muestras de petróleo y asfalto obtenidas en el sitio al que él denominó Infantas en memoria de las infantas del Rey de España, recien nacidas.  Con ese nombre se sigue conociendo en nuestros días a toda esa vasta y milenaria región poblada de altas estructuras metálicas bajo las cuales se cobijan, cadeceantes, antiguas unidades de bombeo, según relata Don Miguel Angel Santiago Reyes en su libro "Crónica de la Concesión de Mares".

 

 

 

 

A mediados del Siglo XIX, se despierta en el mundo una búsqueda desaforada por el preciado líquido aceitoso debido al hallazgo del primer pozo de petróleo con ámbito comercial en agosto de 1859, por el "Coronel" Drake en Titusville, Pennsylvania (EE.UU.); aunque por la región de Infantas ya se comerciaba a pequeña escala con extracciones de agua salada, petróleo líquido y brea por parte de Don José Rueda Dominguez colono de Barrancabermeja, los cuales aprovechaba Don Aquileo Parra quien fuera luego Presidente de la República, para impermeabilizar sus embarcaciones.

 

Los panales de brea, los manaderos petrolíferos hallados a su paso por la región de La Cira, avivaron su inquietud y el Estado Soberano de Santander, por Ley 17 de 1873, ordenaba el traslado de una comisión que "estudie e informe sobre las minas de carbón y petróleo adyacentes a este camino", convirtiéndose en la primera Ley Petrolera del Estado. Pero las luchas políticas condujeron a que tales propósitos se dejaran de lado.

Aquí, comienzan los primeros pasos para el desarrollo politico-económico de la industria petrolera nacional; y es así como años más tarde, en 1886 Manuel Maria Palacio explotó el primer pozo petrolero que hubo en Colombia, llegando a extraer 50 barriles de crudo por día.   Continuará…

 

-Versión tomada del Website: http://www.geocities.com/sempetco/sem2/historia.html



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #4 

LIBRO

Tubará: La encomienda mayor de Tierradentro

José Agustín Blanco Barros
Centro Editorial Javeriano – CEJA –
Año edición 1995
Páginas 370
Rústica, 15,5 x 20,5 cm
ISBN: 958-9176- 79-8
Colección investigaciones y memorias

Esta obra presenta la estructura total y lo que fue el sistema de administración de la encomienda de naturales de Tubará (departamento del Atlántico), *desde cuando en 1540 el pueblo fue entregado en encomienda hasta el año de 1777, cuando ya sólo funcionaba como doctrina. Se destacan los aspectos religioso, económico, demográfico social, cuyo proceso se puede seguir en el Archivo General de la Nación (Bogotá). El propósito es no sólo contribuir al conocimiento de la historia de Tubará, sino entregar al estudioso los efectos de la ocupación humana —muy dilatada— de un paisaje de serranía en la costa atlántica colombiana mediante un modelo de investigación novedoso y que aporta los elementos fundamentales para el análisis geopolítico.

 

(*) Nota: El subayado, en negrillas, no esta en la Cita original.

Tomado del Web: <http://www.javeriana.edu.co/C.CEJA/arquidise.htm>



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #5 

ACLARACION

Estaremos poniendo a su entera disposición,  la respectiva Foto de:

don Manuel Maria Palacio Vargas.

 

A-

Libro: 'Tubará'

Andrés Viloria Terán. Pagina 136a.

 

B-

Portada del Libro

'TUBARA'

Autor: Andrés Viloria Terán

 

C-

Foto del Autor: Andrés Tiloria Terán.

 

D-

Articulo de El Heraldo

'Los Generales Palacio Vargas'

12 de Julio de 1992-Seccion Dominical 'Panorama'.

Fotos de Helkin Núñez Cabarcas

 

E-

Foto del Diario del Comercio

El 'Patriarca' del Petróleo en Colombia.

12 de Diciembre de 1926.

Colaboración de Helkin Núñez Cabarcas

 

F-

La foto en formato 'GIF IMAGE' e identificada como 'S_rmpv000.gif', que aparece en Anejo en este documento no corresponderia a Rafael Maria y si a Manuel Maria. Sinceras Excusas, por este involuntario error-lapsus.

Attached Images
Click image for larger version - Name: r1.jpg, Views: 30, Size: 17.93 KB  Click image for larger version - Name: r2_001.jpg, Views: 46, Size: 36.21 KB  Click image for larger version - Name: r6.jpg, Views: 37, Size: 5.76 KB  Click image for larger version - Name: DSC00788.JPG, Views: 30, Size: 49.87 KB  Click image for larger version - Name: S_rmpv00.gif, Views: 27, Size: 3.41 KB  Click image for larger version - Name: 1c_MMP.JPG, Views: 1564, Size: 60.38 KB 



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #6 

EL TALADRO

 

En el Anejo, se puede apreciar el Taladro con que el General Manuel Maria Palacio Vargas perforó el primer Pozo de Petróleo en Colombia (West Perdices, 1883).

 

El mismo, era conservado por su Hija: doña Rita Palacio de la Torre Vargas.

Hoy lo poseen miembros de la Familia Illera Palacio, pero es un bien propiedad de la Comunidad de Corintuba.

 

Fuente: Diario 'El Comercio'.

"Nuevas operaciones petroleras en Colombia".

El Gral. Palacio el 'Patriarca' del Petróleo en Colombia.

12 de Diciembre de 1926

(Articulo traducido del 'Oil News', London)

Archivo Histórico del Atlántico. Foto-Colaboración de Helkin Núñez Cabarcas.

 

 

Attached Images
Click image for larger version - Name: 2.JPG, Views: 31, Size: 71.93 KB 



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #7 

RESEÑA

 

A-

Plano articular del Puerto de Barranquilla

Cartagena, año de 1845.

 

Fuente: Articulo titulado ‘Ahora quieren las tierras de Sabanilla!’, por Moisés Pineda Salazar. Paginas: 1ª, 4 y 5. Suplemento Cultural ‘MarSolAire’, Mayo de 2006

 

 

B-

Mapas (2), Toponimia y Convenciones, de:

Mequejo, Malemba o El Carmen y las tierras de La Playa, Sabanilla y Cienaga Grande, con sus limitaciones e identificación, como las del Resguardo de Indígenas de Tubará.

 

Este último, sobre el globo de terreno dentro de los siguientes linderos, según se describe en la pagina 4ª del articulo de Pineda Salazar: “El Dividive (árbol, con las siguientes Coordenadas Gauss: X: 1’702.000, Y: 910.750) de la Cruz del Carmen (13), entre Galapa y Tubará en cuyo árbol de Dividive lindan los terrenos de varios condueños particulares; de este lindero se parte en línea recta por la falda de Guaimaral (11) lindando con terrenos de Blas de Llanos i terrenos de Baranoa en la Loma de Santa Rosa y atravesando el Camino de Tubará i Baranoa. De ahí al lugar nombrado ‘Bonga de las Quintas’ (7) a inmediaciones de ‘Sibarco’. De ahí pasando el ‘Palo de León’ línea recta hasta el Mar cerca de la desembocadura de ‘Todofierro’ (3, el mismo Arroyo de ‘Juan de Acosta’, del municipio que lleva su nombre) en donde lindan también terrenos de la señora Petrona Molinares de Salinas i otros condueños. De ahí por la playa del mar pasando por ‘Morro Hermoso’ (28) hasta la desembocadura al mar de ‘Arroyo Caracol’ (26, es el ‘arroyo de Caña’, que desemboca en unos medanos, que lleva a este punto a denominarse ‘Caracol’) y de ahí en línea recta al ‘Dividivi de la Cruz del Carmen’ (13)”.

 

Fuente: ‘Recorriendo el Territorio’, Ejemplar del Suplemento Cultural: ‘MarSolAire’. Sección ‘Pasatiempo’, página 3. Ano I-Edición 5. Puerto Colombia, Mayo 2006.

 

 

C-

Logotipo del Suplemento Cultural ‘MarSolAire’.

 

Directores

Moisés Pineda Salazar y Elkin Núñez.

 

Editor

Moisés Pineda Salazar

 

Publicaciones

Suplemento Cultural ‘MarSolAire’.

suplemetomarsolaire@yahoo.com

Fondo de Publicaciones Manuel Pineda Constante.

Fundación Juan José Nieto.

 

Impresores

Esper Editores. Barranquilla.

 

Fuente: Colaboración del investigador e historiador Helkin Núñez Cabarcas.

Attached Images
Click image for larger version - Name: Resguardo_01.jpg, Views: 38, Size: 59.00 KB  Click image for larger version - Name: Resguardo_02.jpg, Views: 40, Size: 52.21 KB  Click image for larger version - Name: Mapa_BQ.jpg, Views: 32, Size: 72.83 KB  Click image for larger version - Name: MarSolAire_2.jpg, Views: 28, Size: 7.25 KB 



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #8 

Alfredo de la Espriella

Así era Barranquilla

 

Julio 19 de 1946

IMPORTANTE SUCESO

General Manuel María Palacio.

Se ha conmemorado por medio de una lápida de mármol en la cual consta que desde el ano de 1866 el general Manuel Maria Palacio por propia iniciativa y con sus recursos descubriera primero que nadie el petróleo en Colombia; pues fueron posteriores el Carare y el Catacumbo.

 

La mencionada lápida se encuentra incrustada sobre un pilar de piedra, en el lugar nombrado ‘El Horno’ en jurisdicción del municipio de Tubará de este Departamento, municipio que se encuentra a doscientos treinta y tres (233) metros sobre el nivel del mar, según datos de W. Reiss.

 

Muy cerca de ese lugar la compañía explotadora de petróleos “Tubará Oil” ha levantado una colosal torre para comenzar a perforar lo más pronto.

 

Antes de proseguir es conveniente recordar que fue el general Manuel Maria Palacio: un servidor constante de la sociedad y de la Patria, como así lo reconoció al rendirle homenaje a su memoria la Gobernación de este Departamento, la Alcaldía y Concejo de esta ciudad. Nieto del coronel de la Independencia Joaquín Palacios y del Licenciado Nicolás Vargas de Barcelona (España) y de las matronas Manuela García de Fierro y Andrea de Barros y Simancas (oriunda de España). Por su ascendencia legitima con el coronel Palacios y doña Manuela García de Fierro, era pariente del Libertador Simón Bolívar; y primo en 2do. Grado del Dr. Rafael Núñez.

 

 El acontecimiento conmemorado consiste en que han transcurrido ochenta (80) años desde cuando el Gral. Palacios observara que después de quemar esos terrenos para hacer rozas quedaba el suelo ardiendo por mucho tiempo a pesar de no haber nada de combustible o lastre. Este fenómeno aparentemente simple, lo indujo a investigar su causa, e hizo hacer excavaciones hasta nueve (9) metros de profundidad, que no pudieron continuar porque el gas que afluía asfixiaba a los trabajadores; mas tarde, por medio de una barrena inventada por el, la cual se encuentra en poder de su hija Sra. Dona Rita Palacio de la Hoz, enterró en el suelo un tubo de dos y medio (2 ½) pulgadas de diámetro, el cual permanece en el mismo lugar todavía, y que no pudo profundizar mucho por la fuerte presión que le opuso el subsuelo y la falta de herramientas apropiadas.

 

Estos inconvenientes o reveses en vez de desanimar al General Palacio, resulto lo contrario: avivaron más sus actividades.

 

En el año de 1870 consiguió con Don Ramón Collante, Jefe en esa época de los trabajos del ferrocarril Puerto Colombia a Barranquilla le facilitara los ingenieros extranjeros de su empresa y al efecto, acompañados estos del General Palacio recorrieron los terrenos, sin haber podido esclarecer nada.

 

En el año de 1833, apoyado por don David López Pehna, hombre que se complacía salir al encuentro de toda iniciativa de progreso, lo amistó entonces con el sabio geólogo Luis Straiffel, quien estaba de paso por esta ciudad, obteniendo de parte de él examinar  los aludidos terrenos y conceptuó que eran gases provenientes de fuentes de petróleo. Después en el ano de 1884, valiéndose del compañero Lesseps, Jules Canell, nuevamente hizo examinar aquellos gases, obteniendo la confirmación de que si provenían de fuentes petrolíferas.

 

Cual fue entonces su labor con relación a la exploración de este valioso mineral? En asocio de sus hermanos don Gregorio y don Rafael Maria Palacio, se dieron a la tarea de interesar a compañías extranjeras para que vinieran a explotar el petróleo de Tubará habiendo conseguido con esos trabajos preliminares, levantar los planos del terreno científicamente; perforar un pozo de setecientos cincuenta (750) pies de profundidad según informes de F. M. Kiser, que produjo (50) barriles de petróleos diarios; resultando su calidad de alto grado, según análisis efectuado por el químico Max Haff de Ottawa; la extensión del anticlider que según informes del Geólogo Otto Stuser al Ministerio de Industrias se extiende desde Puerto Colombia por las Perdices, Usiacurí, Soplaviento hasta el Dique cuya prolongación se encuentra en el Departamento de Bolívar.

 

 

FUENTE:

Trascrito del Periódico 'Diario del Caribe'.

Julio 19 de 1969.

Colaboración y foto digital de la colección privada del investigador e historiador Helkin Núñez Cabarcas.



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #9 

General Manuel María Palacio

 

 

A edad avanzada ha fallecido en la ciudad el general Ma-

nuel María Palacio, cuyo cadáver fue conducido ayer al Ce-

menterio por una numerosa concurrencia que puede considerar-

se la mas expresiva manifestación del duelo de la ciudad.

 

Fue el general Manuel María Palacio jefe honorabilísimo

de un distinguido hogar barranquillero, poseedor de raras cua-

lidades que lo hicieron acreedor al aprecio de la ciudadanía, de-

fensor infatigable de los intereses de esta ciudad, a la cual con-

sagró él los mejores días de su juventud tesonera, amándola

con un cordial cariño de hijo fervoroso.

 

Conservador por convicción y por tradición, sirvió a su cau-

sa con lealtad hasta lograr el último peldaño en la jerarquía

militar y captarse la confianza absoluta de sus copartidarios

que veían en él al ciudadano razonable y activo, dispuesto siem-

pre a la defensa de su ideología política con claras manifes-

taciones de talento.

 

La vida de este patricio barranquillero, cargado de mere-

cimientos y de nobles ejecutorias, podría servir de modelo a la

juventud, como ejemplo de virtudes ciudadanas.

LA PRENSA, se asocia hoy al duelo de la ciudad, con mo-

tivo del sensible fallecimiento, y envía a los deudos del extinto

 su mas sincera y cordial manifestación de pena.

 

 

FUENTE

LA PRENSA

Noviembre 27 de 1931  

Archivo Histórico del Departamento del Atlántico.

Foto-colaboración del historiador e investigador Helkin Núñez Cabarcas.

Attached Images
Click image for larger version - Name: MANUEL_MARIA_PALACIO_FALLECE_(LA_PRENSA,_NOV_27-1931).JPG, Views: 60, Size: 66.40 KB  Click image for larger version - Name: MANUEL_MARIA_PALACIO_FALLECE_II_(LA_PRENSA,_NOV_27-1931).JPG, Views: 79, Size: 123.93 KB 



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #10 

RESEÑA

 

 

 

 

 TRASCRIPCION del DOCUMENTO ANTERIOR 

 

SOCIEDAD de HERMANOS de la CARIDAD

________________ o _______________

 

CEMENTERIO UNIVERSAL de BARRANQUILLA

 

TESORERIA

                                                                                                   Número  9

                     Barranquilla, 26 de Noviembre de 1931.

 

Sr. Celador del Cementerio Universal. –P.

 

      Previo cumplimiento de las formalidades legales, permita

Ud. La inhumación en ese establecimiento, del cadáver de

                      MANUEL MARIA PALACIO

 

natural de Galapa

 

Sexo   M   Edad    90 años

 

Estado   Viudo

 

Religión   Católica

 

Pobre de solemnidad   No

 

Oficio, arte o profesión   Agricultor

 

Día y hora de la muerte   el 25 a las 9 ¼

 

Número de la bóveda o fosa   _____

 

Asistencia medica    Si

 

Deudo interesado   Eusebio I de la Hoz

 

Recibe la boleta   La Moderna

 

Se entrega la boleta a las 6 ½  a. m.

 

Casa del duelo   España, Progreso

y la Paz.

 

P. El Tesorero,

Rosa Salas de Blanco                           (Sello) Cementerio Universal. Tesorería.

 

EL INFRASCRITO MEDICO CIRUJANO

CERTIFICA

Que:   Manuel Mª. Palacio

murió de  Artero esclerosis                            (Sello) Archivo Histórico Atlco. ANH

 

 

Sellos de Auténticidad-ANH:

                      

 

FUENTE

Archivo Histórico del Atlántico

Gracias a la colaboración brindada por los Investigadores de esta Institución:

María T. Ramirez P. y Helkin Núñez Cabarcas



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #11 

RESEÑA II

 

Nuestras Excusas, por razones desconocidas, no abrio uno de los documentos anteriores y se podra ver en el Anejo que acompaña a esta reseña.

Attached Images
Click image for larger version - Name: mso49071.jpg, Views: 28, Size: 79.55 KB 



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #12 

RESEÑA A

Una trascripción de interes general, bajo la responsabilidad de sus Autores

 

 

TERRITORIO MOKANA SU HISTORIA Y DELIMITACION EN EL DEPARTAMENTO DEL ATLANTICO

 

                                                                         Por Clemente Mendoza Castro

Secretario de Fortalecimiento étnico Mokaná del Departamento del Atlántico

 

 

 

INTRODUCCION

El documento reseña brevemente generalidades acerca de la cosmovisión que tenían los indígenas Mokaná de Tubará de su territorio en el periodo prehispánico, colonial y aun republicano. Igualmente una interpretación relacionada con la historia del territorio Mokaná desde el siglo XVII a los inicios del XXI, donde se detalla la relimitación actual.

 

De la misma manera un recorrido por el tiempo que va desde la creación del resguardo indígena Mokaná, pasando por su topología, sus elementos básicos que lo acredita, su organización hasta las causas que conllevó a su disolución a finales del siglo XIX. El documento reseña sus fundamentos en base a fuente bibliografica de alta credibilidad y en documentos de archivos.

 

 

Considero que el comentario o análisis de la actual situación del cabildo mokaná compete al señor Gobernador que desde su reorganización hasta hoy ha sido protagonista y con responsabilidad viene asumiendo su liderazgo no solo en Tubará sino en el territorio de los pueblos Mokaná del Departamento del Atlántico.

 

 

1.                 COMPRESION DE TERRITORIO EN LA  COSMOVISION  INDIGENA  MOKANA

 

Las comunidades indígenas colombiana igual que otras en el contexto latinoamericano tienen una comprensión de su territorio bajo un enfoque  desde su propia cosmovisión ancestral, producto de su herencia cosmogónica que por generación ha hecho  parte de su patrimonio cultural que los identifica.

 

Para el caso de los mokaná del periodo prehispánico esta concepción del mundo de comprender el significado espiritual y sagrado de su territorio estuvo presente en su conciencia y acciones hacia la conservación y valoración de su territorio ancestral, como la tuvieron los Tairona, Chibchas  o Arawak en el pasado, o como la tienen en la actualidad los grupos étnicos indígenas que habitan la sierra nevada de santa marta, los actuales Wayúu, Emberas o los de la Amazonia Colombiana.

 

Para comprender el concepto o cosmovisión que se tiene de territorio hay que recurrir al mito ancestral; en ese sentido es valido afirmar que “el territorio tradicional  que ancestralmente pertenece al ámbito de sus actividades y que no requiere necesariamente titulo escrito para gozar de protección jurídica.” (Pag 46 en Emberàs, Territorio y Biodiversidad, Hernández Camilo).

 

Para el indígena Arhuaco, Rubiel Zalabata  especializado en lengua americana y étnolenguista de la Universidad de los Andes, considera el “territorio indígena como campo espiritual donde se construye el pensamiento y se dinamiza la cultura” (en Charla sobre la cosmogonía Arhuaca, Pueblo Bello julio 2.000), porque todo territorio ancestral  y la biodiversidad que hay en él  es sagrada, se relaciona con el conocimiento, se habita con respeto, considerándolo inalienable, no

 

                                                           II

enajenable a la luz de la cultura civilizada, la tierra es madre porque da vida a humanos y a otros seres de la naturaleza, de ahí el alto sentido ecológico y ambiental que se tiene con los ecosistemas.

 

Este concepto o comprensión estuvo presente en el pensamiento indígena mokana de Tubará y no escapo a su conciencia y mentalidad, tanto en el periodo prehispánico colonial y aun perdura en conciente e imaginario de sus actuales descendientes contemporáneos que habitan aun parte de su territorio ancestral.

 

Desde la mirada antigua del territorio, éste parte de los mitos de origen que se convierten en orientadores de las vidas de los indígenas de acuerdo con el contexto histórico, social y económico en el que se desenvuelven.

 

Lo que siempre esta presente es la vida de la gente, de los animales, de las plantas, de los árboles, de los ríos, montañas , todo lo que existe en el territorio tiene vida y se mueve en una dinámica permanente entre los diferentes mundos que manejan los pueblos indígenas” (Grupo semilla), entendido y comprendido como la madre tierra o madre naturaleza ,el territorio o la tierra es sagrada para el espíritu y sentimiento del indígena tanto en el pasado como en los tiempos moderno y contemporáneos.

 

2.   HISTORIA DEL TERRITORIO MOKANA DE TUBARA.

 

En la evolución de territorio Mokana que en la actualidad se asienta el municipio indígena de Tubará, las tierras de su entorno geográfico ambiental han pasado por unas transformaciones que históricamente tiene como punto de partida  varios momentos.

 

Un primer momento, cuando la Corona Española mediante una orden de Real Cedula, su territorio fue dado en encomienda a Don Pedro de Heredia en 1.543, durante el periodo inicial de la colonia en el Norte de tierradentro, en el Nuevo Reino de Granada.

 

El segundo momento en la delimitación de su territorio  u ordenamiento aconteció cuando fue erigido resguardo de indios mediante la ordenanza No 78 expedida por el Oidor visitador Jun de  Villabona Zubiaurre en 1.611, siglo XVII.

 

El tercer momento se corresponde a su erección en Distrito Municipal mediante una Ley expedida por el gobierno Provincial de Cartagena de Indias en el Estado Soberano de Bolívar el 7 de Junio de 1.833 siglo XIX.

 

El cuarto momento en su delimitación territorial lo enmarca la expedición de la ordenanza departamental No 86 de 1.961, expedida por la Asamblea del Departamento del Atlántico en la sexta década del siglo XX, donde se definen los límites con los municipios de Puerto Colombia y Baranoa.

Cabe reseñar que “el Virrey Manuel Antonio Florez introduce la reorganización u ordenamiento político administrativo, crea el cargo de corregidor y juez mayor, suspende las capitanías asguerras que había creado el virrey Sebastián Eslava en Tierradentro, para poner fin al desorden que reinaba por aquella época en la demografía del Partido de Tierradentro.”1           

 

1. Censo de 1.777 de García Turín Juan, en, José A. Blanco Barrios, Atlántico y Barranquilla en la época colonia, ediciones gobernación del Atlántico, 1.994

 

III

El ordenamiento territorial incluía parroquias, agregaciones y parcialidades en el entorno geográfico espacial del Partido de Tierradentro que era uno de los cinco corregimientos que integraba la gobernación de Cartagena de Indias.

 

El territorio de Tubará en ese orden político administrativo pertenencia a los llamados pueblos de indios con el nombre de San Joseph de Tubará, tenía como agregaciones las parcialidades de Yaguaro y Cipacua.

 

Durante el siglo XIX el territorio de los indígenas Mokaná de Tubará experimenta constante modificaciones dentro del ordenamiento político administrativo las cuales reseñamos a continuación:

 

En 1.812 formó parte del Cantón de Barranquilla en calidad de agregación

 

En 1.824 integró el segundo Cantón de Barranquilla en calidad de parroquia.

 

Por medio de la ordenanza No 10 del 1º de octubre de 1.852 asume la categoría de nuevo Distrito en el segundo Cantón de Barranquilla.

 

Con el ordenamiento político administrativo de la Provincia en circuitos Tubará perteneció al primer circuito con capital Barranquilla por medio de la ordenanza No 11 del 27 de octubre de 1.856.

 

Un año después por ley 13 de noviembre de 1.857, la Asamblea  Constituyente del Estado Soberano de Bolívar dispuso dividir el territorio en cinco departamentos, Tubará es categorizado Distrito y perteneció a la provincia de  Sabanilla en calidad de Distrito Municipal.

 

Posteriormente en 1.859 Tubará pasó a conformar la territorialidad de Soledad en calidad de agregación mediante el decreto del 30 de julio de 1.859 expedida por la gobernación de Cartagena.

 

 Al año siguiente cuando el gobierno del Estado Soberano de Bolívar mediante la ley del 27 de enero de 1.860 divide el territorio en once provincias, la comunidad indígena de Tubará pasó a formar parte del Distrito agregado a Barranquilla, con tres concejales al crearse los cargos de gobernador, juez de Provincia, administrador de a Hacienda, notario público con circuito electoral

 

En 1.863 el Distrito de Tubará se le anexa el caserío de Boca de Caña, y las agregaciones de Ostión, Gavilán y Cibarco.

 

Seis años mas tarde por ley del 1º de noviembre de 1.869 perdió el caserío de Boca de Caña, conservó las  agregaciones de Ostión y Cibarco.

 

 

En 1.872 el Distrito de Tubará solo conservó las agregaciones de Ostión y Gavilán, porque la ley 9 de mayo de 1.872 eliminó la agregación de Cibarco  para anexarla a Baranoa.

 

Dos años depuse la ley 44 de 1.876, Tubará tenía en calidad de agregación a Guaimaral, Corral de san Luís, Cipacua y Camassjorhú.

IV 

En 1.886; el Distrito de Tubará contaba con las comunidades de Juan de Acosta, Saco, Corral de San Luis, La Chorrera y Todofierro, expedida por el decreto 312 del 4 de diciembre de 1.886 por el gobernador de Bolívar

 

Al finalizar el siglo XIX el Distrito de Tubará solo conservó las agregaciones de Chorrera, Corral de San Luis, Gavilán, Juan de Acosta, Saco, Ostión, Todofierro; se anexó  Camassjorhú y perdió a Guaimaral; pero la ley 55 de 1.892 agregó un Distrito a la Provincia de Cartagena.

 

En esa secuencia de inestabilidad política administrativa durante el siglo XIX, el municipio indígena de Tubará conservó su territorialidad en su mayor parte, pero perdió parte de ella en el siglo XX.

 

La delimitación territorial de Tubará conserva aún parte de su antigua y colonial legado ancestral como lo reseña la escritura pública con tradición, expedida por la notaria primera de Barranquilla del 31 de diciembre de 1.886.

 

En el siglo XX define los límites actuales entre los municipios de Puerto Colombia Y Baranoa, mediante la ordenanza No 87 del 28 de diciembre de 1.961 emanada de la Asamblea Departamental del Atlántico.

 

2.1   DELIMITACION  ACTUAL DEL TERRITORIO MOKANA

 

La delimitación territorial permite establecer  cual es la extensión del territorio y  linderos del municipio de Tubara.

 

La historia de la delimitación parte de la época prehispánica con los primeros lugares poblados por nuestros ancestros indígenas, con un dominio territorial que al momento del primer contacto indo hispánico en el proceso de la conquista Herediana en el territorio mokaná se extendía hasta las actuales tierras de los municipios de Puerto Colombia, Galapa, Baranoa y Juan de Acosta.

 

Su espacio geográfico sufre varias transformaciones en el transcurso de su desarrollo histórico hasta su actual delimitación territorial  a principio del siglo XXI.

 

El municipio de Tubará tiene las siguientes delimitaciones. Al norte limita con el mar Caribe.; al noreste  con los municipios de Puerto Colombia y Barranquilla; al este limita con Juan de Acosta y Baranoa; al sureste limita con el municipio de Galapa; al oeste limita con el mar caribe y al suroeste con el municipio de Juan de Acosta

 

El texto de la escritura pública No 1 del 31 de diciembre de 1.886, se deduce que Tubará en el contexto histórico a finales del siglo XIX era un poblado de indios.

 

¿Qué se infiere con referencia a los sitios que sirven para identificar la delimitación y linderos del municipio de Tubará?

 

 

 

En primera instancia los sitios que servían de marcación entre los terrenos de Tubará y los municipios colindantes eran propiedad privada de dueños o condueños, en la actualidad son propiedades de herederos descendientes de los primeros dueños, en otros casos los terrenos son de propiedad privada de personas naturales, pero mantienen desde el punto de vista de la legislación indígena su vigencia histórico-cultural ancestral, reconocido por la

 

 

                                                     FUENTE

Documento WORD, completo: www.lasc.ie/issues/onic-colombia/Documentos/d10.doc



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #13 

RESEÑA B

Una trascripción de interes general, bajo la responsabilidad de sus Autores

 

 

V

Constitución Nacional como ente territorial de origen indígena que data del régimen colonial.

 

¿Que permite deducir del manuscrito de la escritura publica con referencia a los diversos sitios reseñados como puntos de límites en los linderos?

 

Inicialmente se establece la limitación territorial del municipio. Desde el punto de vista geográfico ambiental señala el relieve, su geomorfología localización, extensión limítrofe con municipios circunvecinos, el cual describimos  siguiendo los puntos cardinales.

 

De norte a este la demarcación limítrofe parte de la desembocadura del arroyo caracol que tributa sus aguas en épocas de lluviosidad en el mar, formando limite con el municipio de Puerto Colombia , hasta el árbol de dividivi de la cruz del carmen en el municipio de Galapa Atraviesa en su delimitación a loma Rizota al norte del municipio, loma Aguaviva en el suroeste de Puerto Colombia, toma la dirección oriental de la ciénaga El Salao que sirve de limite con el municipio de Barranquilla y Puerto Colombia, Galapa y Tubará.

 

 

De este a sur , la demarcación limítrofe parte del árbol de dividivi en los limites con el municipio de Galapa y atraviesa la carretera del algodón en el extremo noreste del municipio ; al este del corregimiento de Cuatro Bocas  atraviesa  el arroyo de Malemba el cual desemboca en la ciénaga Montañita  en el municipio de Galapa; mas al sureste el municipio atraviesa el arroyo de San Luís , igual que el anterior desemboca en la ciénaga Montañita , en su travesía en línea recta toca la serranía de Guimaral, la Mojana, Santa Rosa, loma San Osa; atraviesa el camino que une a Tubará con Cibarco y termina la demarcación en el árbol Bongo de la Quinta en las serranías del corregimiento de Cibarco. El arroyo San Juan sirve de limite entre estos dos municipio.

 

 

De sur a oeste, la delimitación se proyecta desde el sur por las estribaciones de la loma de Morotillo atravesando el camino que une a Tubará con Juan de Acosta; continua bordeando el arroyo de Piedras demarcando  limites entre los municipios de Tubará y Juan de Acosta, en su proyección  en línea recta atraviesa al arroyo de Juan de Acosta hasta el mar en la desembocadura del arroyo Todofierro en los limites con el corregimiento de Santa Verónica.

 

 

De oeste al norte, la demarcación sigue toda la costa del mar, partiendo de la desembocadura del arroyo Todofierro hasta la desembocadura del arroyo Caracol en los límites con el municipio de Puerto Colombia.2

 

 

 

 

 

3. CREACRION DEL REGUARDO EN EL TERRITORIO MOKANA DE TUBARA

 

3.1. CONCEPTO DE RESGUARDO

 

El resguardo se define como " una institución legal y sociopolítica de carácter especial conformada por una o mas comunidades indígenas que con titulo de propiedad colectiva goza de garantías de propiedad, poseen un territorio y se rigen para el manejo de êste y su vida interna

 

 

 

VI

por una organización autónoma amparada por el fuero indígena y su sistema normativo propio3

 

 

 

Esta institución socioeconómica instituida por la Corona Española " en una parcialidad indígenas,

 

 

 

Seguramente una antigua tribu o clan, que tiene o alega un derecho colectivo de propiedad sobre la tierra en que vive con sujeción a yustapuestas normas de procedencia aborigen, colonial y republicana" 4

                                    

 

El resguardo es " una institución aborigen porque está constituido sobre la masa humana de la parcialidad, de la tribu y de los clanes" 5. Lo anterior explica que los resguardos no podrán coexistir sino sobre la base preexistente del clan o la tribu sobre la tierra.

 

 

En consecuencia " la propiedad colectiva no significa siempre una explotación colectiva de la tierra. En el resguardo que lleva en su seno  supervivencia de la época gentilicia, existe en la mayoría de los casos una bifurcación ostensible entre la titulación jurídica y la situación tecnica, porque al derecho colectivo de propiedad corresponde una explotación individual de la tierra" (p33)

 

 

En el caso particular de Tubará, existe solo representado en el cabildo con autonomía propia, pero no la propiedad colectiva de la tierra, sino como propiedad individual o familiar.

 

 

Sostiene Ost Cadequi " los resguardos indígenas inicialmente se designaron con el nombre de reducciones, porque fue necesario reducirlos para que vivieran en poblaciones. Mas tarde se les llamo corregimientos porque quedaron sometidos a la autoridad de un funcionario especial llamado corregidor de pueblos de indios".

 

 

 

Los resguardos son rezagos de las antiguas reducciones o corregimientos que lograron conservarse no obstante, la casi completa extinción de la raza indígena en la mayoría de las colonias españolas en América", lo cual  en ese sentido  “los resguardos de indios no excluye al de Tubará que es de origen colonial o antiguo en Colombia.

 

 

 

 

 

 

 

 

2. Arh Notaria Primera de Bquilla, Escritura Pública de Tubara, Bquilla Dic 31 1.886

3. Arango Raúl y Sánchez Enrique, Los pueblos indígenas de Colombia 1.997,pag 209

   Edic, Dpto. Nal de planeacion 40 años Bogota D.C 1.998

4. Hernández Rodríguez Guillermo, De los Chibchas a la colonia y a la republica, pag 300

5. Ibíd., pag 301

 

VII

2.2.  CLASES DE RESGUADOS EN COLOMBIA.

 

Teniendo en cuanta las necesidades y el origen histórico, se clasifican en " resguardo colonial y republicano hasta 1.961, es decir, en resguardos antiguos y nuevos o posteriores a 1.961.

 

La génesis del resguardo indígena de Tubará y demás comunidades donde se implementó esta institución socioeconómica son de origen colonial o antiguos, lo que indica que " la institución jurídica del resguardo de tierras se originó en el periodo colonial en Tierradentro (hoy Departamento del Atlántico) en la segunda mitad del siglo XVI hacia 1.568" 6

 

3.3, ELEMENTOS BASICOS DE UN RESGUARDO

 

La conformación geopolítica de los resguardos lo determinan "un territorio delimitado, un titulo de propiedad comunitaria registrado, una o varias comunidades que se identifiquen así mimo como indígenas, y una organización interna que rija sus propias pautas culturales.7

 

Lo anterior caracterizó al resguardo indígena de Tubará y los que existieron en el periodo colonial.

 

Hoy el legado ancestral del territorio son propiedades privadas de particulares tubareños o de condueños, de personas o familias en municipios como Baranoa, Galapa, Malambo y Usiacuri.

 

Conforme a lo dispuesto en el articulo 63 y 329 de la constitución Política tienen el "carácter de inalienables, imprescriptibles e inembargables", criterio valido para los resguardos antiguos o coloniales como el de Tubara, Galapa, Baranoa Malambo y Usiacuri. Igualmente validos para los nuevos o constituidos por el INCORA (ley Agraria 135 de 1.961.

 

La argumentación "todos los aspectos de la política de protección para el gobierno de la población indígena quedaron plasmados en la institución del resguardo"8 por tanto los resguardos indígenas según la Ley 89 de noviembre de 1.890 tiene por finalidad esencial proteger y recuperar sus propiedades vernáculas. Su administración corresponde a los cabildos de las parcialidades indígenas (p 29).

 

Los propósitos y logros a largo plazo planificado por el cabildo indígena mayor de Tubará se manifiesta en el reconocimiento reciente otorfgardo por la ONIG, según RESOLUCIÓN No.002 DEL 1° DE JULIO DEL 2000 y del Ministerio del Interior, según Oficio de la DGAI No.2053 de 1.999.

 

 

 

 

 

6. Mendoza Castro Clemente, Evolución  histórica del l Tubara, inédito sin publicar, pag 29 Bquilla 2.005

7. González Margarita, El resguardo en el Nuevo Reino de Granada

    Ediciones La Carreta Santa fe de Bogota D.C 1.970

 

                                           VIII

3.4. ORIGEN JURIDICO DEL RESGUARDO EN EL TERRITORIO MOKANA

 

 

¿Cual fue el origen jurídico de las tierras del resguardo indígena de Tierradentro y como surgió el de Tubará?

 

 

Partiendo del argumento "los resguardos no se explican sino sobre la preexistencia de una propiedad colectiva del clan o tribu sobre la tierra; la existencia de la propiedad comunal entre los indios "9. Se deduce que la organización de la colonia implica según Guillermo Hernández Rodríguez un orden jurídico en todo el ámbito del derecho público y privado y particularmente las tierras ancestrales.

 

Con ese criterio, la Corona española " hizo adjudicaciones de tierra a los indios a través de donaciones, repartimientos, composiciones y compras"(Hernández Pág. 30).

 

En el caso de Tubará la creación del resguardo se remonta a mediados de la tercera década del siglo XVI cuando en el Nuevo Reino de Granada se crearon los resguardos en todos los territorios de las gobernaciones.

 

El resguardo de Tubará, igual a los de Baranoa, Malambo, Galapa, Usiacuri o Paluato surgieron en la encomienda en el antiguo partido de Tierradentro con carácter social y comunal para trabajar la tierra.

 

La creación u otorgamiento de las tierras para el resguardo de indios de Tubará debió presentarse algún grado de dificultad para ubicar las tierras resguardadas, porque no toda la tierra ancestral estaba cultivada por los indígenas mokaná de Tubará con anterioridad a la presencia de la autoridad y legislación española en el proceso de colonización en  Tierradentro.

 

Para especificar cuales debían ser las tierras de prioridad de los indios y cuales las otorgadas a españoles las autoridades encargaban de esta función debían resolver oportunamente y sin perjuicio para los indígenas mokaná de Tubará y de las otras comunidades.

 

Nuestros ancestros del periodo inicial de la colonización desconocían el sistema de alinderamiento o amojonamiento para definir la extensión de sus tierras, todas las consideraban heredadas y sin fronteras, legadas de generaciones  pasadas, sostiene la historiadora Margarita González, criterio que no escapó a la comunidad indígena mokaná de Tubará, Baranoa, Galapa, Malabo, Usicacuri .Cipacua, Yaguaro o Paluato para la creación del resguardo.

 

Como era indispensable tanto para españoles como para las comunidades indígenas poseer un titulo de propiedad que sirviera de amparo a sus predios; la legislación española estableció no solo para Tubará, sino otras comunidades tres tipo de propiedades o tierras dentro del resguardo:

 

----------------

8.Op cit, pag 303

9.Op cit, pag 300

FUENTE

Documento WORD, completo: http://www.lasc.ie/issues/onic-colombia/Documentos/d10.doc



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #14 

RESEÑA C

Una trascripción de interes general, bajo la responsabilidad de sus Autores

 

                                                              IX

La “tierra para los indígenas o parcelas familiares, la tierra para particulares o colonos y la tierras para la Corona o tierras comunales”.

 

Explica Margarita González; bajo estos parámetros fueron otorgadas por medio de títulos que tenían la especificidad de no ser un bien comercial, las tierras del resguardo; tenían un significado diferente a la propiedad particular, es decir, las tierras resguardadas quedaron prohibidas para ser “arrendadas o vendidas por los indígenas y fueron asignadas para la explotación agrícola”, de ellas derivaban el sustento familiar y para el tributo.

 

El procedimiento jurídico para la organización del resguardo indígena de Tubará fue el mismo que se aplico a la creación de todos los resguardos en Tierradentro siguiendo la siguiente formalidad.

 

1º. La práctica de una visita por el Oidor (funcionario al servicio de Nuevo reino de Granada), donde elaboraba un listado o padrón de la población indígena, incluyendo la tributación o tasación que debían donar los indígenas en este caso al encomendero residenciado en Cartagena de Indias

 

2º. Se hacia  especie de un trabajo de campo donde se observaba toda la extensión territorial de la encomienda ocupada por los indígenas tubareños para verificar la clase de sembrados que se cultivaba en la encomienda en la segunda mitad del siglo XVI.

 

3º. Recorrido por los linderos naturales de las tierras indígenas que decían ser suyas de tiempos inmemorables y que había herdado de sus antepasados precolombinos mokaná. Los funcionarios delegados para tal fin realizaban el trabajo de campo etnográfico para avalar la delimitacion territorial.

 

4º. El Oidor en compañía del escribano, el cacique de la parcialidad de Tubará e indígenas delegados por él y  vecinos libres informaban durante el recorrido, detalles del modo de vida de la comunidad indígena de la encomienda y la extensión territorial.

 

5º. Terminado el peritaje dejaban al cacique copia de la visita, especie de  titulo territorial.

 

6º Finalmente establecían en la encomienda el amojonamiento de las tierras que habían sido delimitadas para el resguardo indígena; de esa manera surgió dentro de la misma figura socioeconómica de la encomienda, una nueva, la del resguardo.

 

3.4. ORGANIZACIÓN DE LAS TIERRAS DEL RESGUARDO INDIGENA DE TUBARA

 

De acuerdo con la formalidad debió estar conformada por tierras para las parcelas de cada familia indígena de Tubará, por tierras extensas para la explotación colectiva  o comunal de cultivos para el pago del tributo al encomendero y por tierras de pastos comunales destinadas para el criadero de ganado como los hatos que tuvo el encomendero Álvaro De Mendoza en Tubará.

 

Comparto las deducciones del profesor José A. Blanco cuando afirma “en la encomienda existía

 

un centro de dirección espiritual - administrativa en la iglesia doctrinara del resguardo de Tubara”, es decir, existió un funcionario encargado de recolectar el producto agrícola y tasar el

 

                                                          X

Tributo en poder del indígena mayordomo

 

En Tubará aun se conserva parte del muro de la ermita o capilla doctrinara  construida por orden del fraile dominico Luís Beltrán y esta localizada dentro del cementerio municipal.*

 

No hay duda las encomiendas de Tierradentro “fueron agrícolas y requerían una extensión territorial para sembrar el producto con el cual satisfacer los indios su tributo” 10

 

Se deduce que en la encomienda de Tubará existían tierras para la siembra del tributo y subsistencia de la comunidad indígena, comprobada en las visitas de Oidores como la de Don Diego Narváez practicada en 1.574 para rebajar la tasa del tributo, y la de Don Antonio González practicada en 1.589 para rebajar la tasa de los indígenas tributarios en la encomienda de Tubará.

 

Los anterior significa que “coexistían en la encomienda tierras resguardadas considerándose como la institución socioeconómica del resguardo indígena de Tubará en el régimen de la encomienda” 11

 

Se convalida el planteamiento con la cita de José A Blanco al señalar que el Oidor visitador Juan de Villabona Zubiaure redacto en 1.611 las ordenanzas 77 y 78, esta ultima da testimonio “ con dichas rrozas , labranzas, crianzas y comunidades queden rresgaudadas todos los naturales en todas las tierras ocluidas en dicha legua, medida como dicho es, y en las demás que por tiempo hubieren menester, adelante siendo  forzoso aunque sea fuera del dicho resguardo, porque en todas han de ser preferidos los indios sin que los dueños de las dichas estancias se los estorben ni impida aunque hayan comprado las tierras de ellos , y aunque las rrozas sementeras que en las dichas estancias se beneficiaran , están siempre apartadas de dicha legua de resguardo por todas parte” (Pág. 92)

 

La cita que hace José A Blanco de la Ordenanza 78  no solo testimonia como fue el modo de vida cotidiano y las actividades administrativas de los resguardos indígenas que caracterizo a las encomiendas de Tubará, Cipacua, Yaguaro, Paluato, Galapa, Usiacuri, Baranoa o Malambo, sino que es muy explícita cuando dice “queden los naturales resguardados en todas las tierras ynclusas en la dicha legua medida como dicho es, y en las demás que por tiempo hubiera menester ingresar adelante siendo forzoso aunque sea fuera de dicho rresguardo”

 

Pregunta José A Blanco ¿Cómo ubicar las tierras del resguardo de Tubara señaladas en la ordenanza 78 expedida por Oidor Don Juan de Villabona.?

 

¿Cómo localizar en la actual delimitacion territorial del resguardo indígena de Tubara, si la extensión del municipio es de 149km2, y la medida circunferencial del resguardo en el periodo colonial era equivalente a 4.2km2, es decir , a una vara castellana medida desde el atrio de la iglesia doctrinara?.

 

 

_____________________

10. Blanco B, José A Blanco, Tubara encomienda mayor de Tierradentro, pag 89,

      Ediciones CAJA, colección investigaciones y memorias Pontificia Universidad   

      Javeriana Bogota D.C 1.995

11.Op cit  pag 94

 

                                                           XI

El citado investigador deduce “la extensión actual es el resultado de las tierras del resguardo de Cipacua anexado al de Tubará y que pudieron haberse anexado tierras que no fueron originalmente de los indios sino de propietarios libres o colonos

 

Queda demostrado que “los linderos oficiales del actual municipio de Tubará no siguen un trazo circunferencial como sucede con la forma territorial de los municipio de Galapa o Usiacuri 12

 

Comparto las deducciones del historiador José A Blanco por cuanto “el territorio resguardado estaba dado por una medida circunferencial de una legua castellana de radio, y la cabuya con la cual se media el área de cien varas castellanas de largo se iniciaba en la puerta principal de la iglesia doctrinera del pueblo de Tubará localizada en el barrio la Ermita dentro del cementerio municipal.

 

En el caso de Tubará, todos los cultivos quedaban dentro de las medidas que correspondían a las tierras resguardadas, donde debió existir una parcela por cada familia que habitaba la parcialidad, lo que explica la existencia de las terrazas agrícolas localizadas en el cerro El Llano y que en el actual barrio Yaguaro al suroccidente de la población urbana.

 

 

4. DISOLUCION DEL RESGUARDO INDIGENA en el territorio mokana de Tubará

 

4.1. Causas de la disolución

 

Una de las causas que llevó a la disolución del resguardo indígena de Tubará estuvo condicionada por intereses de la clase capitalista industrial, comercial y agropecuaria de la Provincia de Barranquilla que empezó a gestar un pequeño grupo de la èlite aristocrática de la progresista urbe de la Arenosa a mediados de la década de los años 70 del siglo XIX.

 

El proceso de la disolución del resguardo indígena de Tubará se dio progresiva y sistemáticamente. Se inició con la presentación de una  petición o propuesta planteada por la clase política del gobierno del Estado Soberano de Bolívar al cuerpo de legisladores de Cartagena de Indias.

 

El documento presentado calendado el 18 de agosto de 1.878, (Diario de Bolívar) inicialmente describe una visión general de la situación socioeconómica dando cuenta del comercio como la actividad económica principal de la industria establecida en la Provincia de Barranquilla entre otras, el acueducto, fabrica de azúcar, aceite de toda clase de frutas, mercado, alumbrado público y la fabrica de jabón pino del señor Francisco J. Palacio los que jalonaron el desarrollo socioeconómico de la Provincia de Barranquilla.

 

 

 

 

Argumentan justifican el hecho que en la Provincia de Barranquilla “no cuenta con terrenos suficientes para establecer la ganadería extensiva, ni preparación de nuevos terrenos para la siembra de papa y otra producción agrícola”.

_____________

 

12, Ibíd., JAB  pag 94

 

                                                           XII

La clase dirigente y comerciante e industrial de la Provincia de Barraquilla proponen al “Cuerpo de legisladores impuesto como es natural de suponerse, sobre todo lo relacionado con la tierra, de una medida salvadora en el sentido de proporcionar a los Distritos aquellas tierras mas propias para establecer crías de ganado i que en la actualidad muchas de ellos se encuentran en poder de los agraciados o favorecidos que poseen los que hoy se llama resguardo de indígenas , debido a la cesión que los terrenos hizo Fernando VII” 13

 

La clase política de la Provincia de Barranquilla justifica la petición argumentando aparte de la inconstitucionalidad que envuelve las disposiciones establecidas en ese sentido, hai el abuso de que las personas pudientes en los Distritos hacen de esos terrenos teniendo en apoyo de sus elucubraciones la necesidad e ignorancia de la jentes que las poseen” 14

 

 

La parte final del documento petitorio hace énfasis en el objetivo primitivo de la ley  que cede a los indígenas los terrenos para su elaboración, cuidado, desarrollo y que pasada la revolución de la independencia, el Congreso Granadino no expidió una ley acertando el propuesto de la ley española sino a repartir los terrenos prometidos. En ese sentido consideran que Simón Bolívar por no efectuar el reparto i de allí ha venido que arbitrariamente los agraciados tomen los terrenos a bien que tuvieran, es pues  necesario que el cuerpo legislativo expedia una lei que señale a los propietarios que tenga los titulos del caso la magnitud de los terrenos, i n caso de que no existan los titulos de propiedad de la lei ordena deja a las municipalidades respectivas el uso de los terrenos ya conocidos con el nombre de resguardos de indígenas15

 

Lo paradójico del caso es que uno de los personajes de la diligencia política comercial e industrial era uno de los hermanos Palacio Vargas, militar de provincia.

 

No sabemos que efecto positivo produjo en el cuerpo legislativo del gobierno de Cartagena la petición o propuesta del gremio de comerciantes e industriales de la èlite política de la Provincia de Barraquilla; lo cierto, se inició la disolución de vacante las tierras del resguardo indígena de Tubará y una década después éstos fueron declarados tierras vacantes por el juez primero del circuito de la Provincia de Barraquilla y puesto en subasta publica para el remate al mejor postor. Cabe destacar que el Juez de Barranquilla era GREGORIO PALACIO VARGAS, hermano de MANUEL MARIA PALACIO VARGAS, quien a la postre aparece como comprador.

 

La Vacancia y compra de los terrenos del resguardo indígena de Tubará  la hicieron dolosamente (Ley 89 de 1.890) los hermanos Palacio Vargas y vendieron posteriormente al Distrito Municipal de Tubará por cuatrocientos pesos oro y se reservaron el uso y derecho del subsuelo de los terrenos del Resguardo por que ya habían descubierto petróleo y minería.

 

___________________________

13. Diario de Bolívar, Informe del gobernador al presidente del Estado Soberano de Bolívar, enciso III 189, folio 1.391, agosto 1.878 No 1.956

14. Ibíd., folio 1.391

15, Ibíd., folio 1.391

 

 

 

DIGNO SANTIAGO GERONIMO

Gobernador Mayor Indígena Moakana del

Departamento del Atlántico

C.C.No. 3.775.013 de Juaruco-Tubará

 

 

FUENTE

Documento WORD, completo: http://www.lasc.ie/issues/onic-colombia/Documentos/d10.doc



Registered:
Posts: N/A
Reply with quote  #15 

RESEÑA A


1. REFERENCIAS DOCUMENTALES PARA EL ESTUDIO DE LA HISTORIA COLONIAL DE TUBARA SIGLOS XVI- XVII- XVIII

 

Por Clemente Mendoza Castro

Secretaría de Fortalecimiento étnico Mokaná del Departamento del Atlántico

 

1. Referencia a los primeros Encomenderos que tuvo el pueblo de indios de Tubará, según un acta de visita practicada allí por Diego de Narváez en 1.574. -Archivo Histórico Nacional de Colombia

Visitas de Bolívar, T 6, f518v

 

2. El Presidente Don Juan de Borja admite al capitán Alonso de Mendoza Carvajal a la composición de la Encomienda de indios de Tubará.- Archivo Histórico Nacional de Colombia,

Visitas de Bolívar, T 9,f 353 r a 356 v.

 

3. Cargos que se hicieron al capitán Álvaro de Mendoza en la visita del Oidor Diego de Narváez al pueblo de Tubará en 1.574.Arch/Histórico Nal de Colombia visitas de Bolívar, T 6, f 568 r y sig

 

4. Declaraciones de indígenas en la visita del Oidor Diego de Narváez al pueblo de Tubará en 1.574. Arch/ Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 6, f 566 r.

 

5. Descargos del Encomendero Álvaro de Mendoza en la visita del Oidor Diego de Narváez al pueblo de Tubará en 1.574.Arch/Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T6,f 570 r a 571

 

6. Tasación del tributo de los indios de Tubará hecha por Don Antonio González en 1.589.

Arch/ Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 1, f 54 v a 55 r.

 

7. Nombramiento del presbítero Francisco De Castro como doctrinero de Tubará en 1.596.

Arch/ Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 9, f 439 r a 440 r.

 

8. Titulo de encomienda de indios de Tubará dada a Sebastián  ano de 1.540.

 

9. Plática  a los indios hecha por el Oidor Juan de Villabona Zubiaurre en la vista oficial  que hizo al pueblo de Tubará, agosto de 1.610.-Arch/ Histórico Nal de Colombia visitas de Bolívar T 9,f 378 r a 379 r.

 

10. Visita del sitio y ermita de San Luís Veltran en 1.610.-Arch/ Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 9, f 427 r a 427v.

 

11. Cargos del capitán Julio Evangelista, visita del Oidor Juan de Villabona Zubiaurre a Tubará en agosto de 1.610.Arch/ Histórico Nal de ColombiaVisitas de Bolívar T 9, f 566 r a 566 v.

 

12. Sinopsis de la declaración de Gerónimo, indio de Tubará en la visita de Juan de Villabona Zubiaurre a ese pueblo, 5 de agosto de 1.610.Arch/ Histórico Nal de Bogota Visitas de Bolívar T 9, f 388 r y sig.

 

13. Declaración del indio Francisco de Mendoza sacristán de la iglesia de Tubará, visita del Oidor Juan de Villabona Zubiaurre a Tubará, 1.610.arch./ Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 9, f 407 v  y sig.

 

14. Declaraciones de los indios Servidores en la visita de Juan de Villabona Zubiaurre al pueblo de Tubará en 1.610. arch./ Histérico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 4, f 778v.

 

15. Declaración  del cacique de Tubará, Visita del capitán Don de  Juan de Villabona Zubiaurre, septiembre 7de 1.610 arch./ Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 9, f 445v y sig.

 

16. Cargos a Don Alonso de Mendoza Carvajal encomendero de Tubará, visita del Oidor Juan de Villabona Zubiaurre en 1.610 Arch/ Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 9, f 448r a 451 v.

 

17. Probanza del capitán Alonso de Mendoza Carvajal en 1.610. Arch/ Histórico Nal de Colombia

Visitas de Bolívar T 9, f477v a 478v.

 

18. Descargos del encomendero de Tubará  Don Alonso de Mendoza Carvajal, visita del Oidor Juan de Villabona Zubiaurre en 1.610. Arch/ Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 9, f453r a 456r.

 

19. Probanza del capitán Don Alonso de Mendoza, según la visita de Juan de Villabona Zubiaurre a Tubará en agosto de 1.610. Arch/ Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 9, f471r a 477r.

 

20. Tasación del tributo de los indios del pueblo de Tubará, visita del Oidor Juan de Villabona Zubiaurre en 1.610 Arch/ Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 11, f 433v a 434r.

 

21 Real Cedula del Rey Felipe V mediante la cual se ordena rebajar el tributo anual de los  indios de Tubará en 1.723. Arch/ Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T VII, f 54r a 55r.

 

22 Comunicación del doctrinero de Tubará Pedro Sánchez Granados, al Virrey Sebastián de Eslava, 18 de junio de 1.745. Arch/ Histórico Nal de Colombia Poblaciones T 10 primera parte, f 117- 118

 

23. Lista o padrón de las almas que comprenden las familias de libres agregados a este curato con las distancias que hay a este pueblo de Tubará en 1.745.Arch/ Histórico Nal de Colombia Poblaciones T10 primera parte f 119 – 120.

 

24. Padrón de indios de Tubará  según la visita de Diego de Narváez, año 1.574, Empleados publico de Bolívar t 33.

 

25. Declaración del capitán Francisco Sánchez, según visita del oidor Juan de Villabona Zubiaurre, a los pueblos de indios de tierradentro año 1.610, visita de Bolívar T1,

 

26. Carta del Obispo de Cartagena al Rey Felipe II, el 30 de septiembre de 1.580, Fuente documental para la historia del Nuevo Reino de Granda, T VII, pag 354 – 359, Juan Fride.

 

27. Visita de Juan de Enzizo a los pueblos de indios de la Provincia de Cartagena por comisión del gobernador, año 1.602, visita de Bolívar, T1, f 36r.

 

28, Sobre la doctrina de los indios, visita de Juan de Villabona Zubiaurre a Tubará, año 1.610, visitas de Bolívar, t 9, f 424 r.425r.

 

29. Visita d el Oidor Juan de Villabona Zubiaurre a Tubará para inventariar los bienes de la iglesia, año 1.610, visita de Bolívar t9, f 354 r – 365 r.

 

30. Inventario de bienes y ornamentos de la iglesia de la visita de los Zambos de Nuestra Señora de Buenavista, año 1.610. Visita de Bolívar t 9, f 633r – 633v.

 

31. Visita del mediador de rozas del tributo, oidor Lorenzo Sola a Tubará, año 1.60, Visita de Bolívar, t 9, f445v-SS.

 

32. Don Pedro Mauri vecino de Cartagena, solicita declaratoria para poder contraer matrimonio con Segunda González, india del pueblo de Tubará, año 1.806, arch general de la nación, Folio 955 -957

 

2. REFERENCIAS DOCUEMENTALES  PARA EL ESTUDIO DE LA HISTORIA COLONIAL DE PALUATO

Siglo  XVII

 

1. Platica a los indios que hizo en visita a Paluato el Oidor Juan de Villabona Zubiaurre en 1.610. Arch/ Historico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 8, f14r a 15r.

 

2. Declaración jurada del capitán indio Sebastián presentada en la visita que el Oidor Juan de Villabona Zubiaurre hizo al pueblo de naturales de Paluato en 1.610 Arch/ Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 8, f36r y sig.

 

3. Cargos que le hicieron al capitán Antonio Moreno por los abusos que cometió como administrador de la encomienda de Paluato en 1.610. Arch/ Historico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 8, f114r a 116r.

 

4. Medidas y avaluos de las rozas de Paluato y de los bohíos del hato de cerdos de San Antonio en 1.610. Arch/ Historico Nal de Colombia Vistas de Bolívar T 8, f68v a 69v. 

 

 

REFERENCIAS DOCUMENTALES  PARA EL ESTUDIO DE LA HISTORIA COLONIAL DE CIPACUA,

 Siglos XVI  y  XVIII

 

1. Auto del Oidor y visitador Diego de Narváez para hacer la información e interrogatorio en su visita al pueblo de naturales de Cipacua, 19 de enero, año de 1.574 Arch/ Historico Nal de Colombia

Visitas de Bolívar T 10, f 862r a 876r.

 

2. Interrogatorio del cacique de Cipacua, Don Joseph de Velásquez en la visita del Oidor Don Diego De Narváez a ese pueblo de naturales, enero 22 año de 1.574. Arch./ Historico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T10, f 867r a 869v.

 

3. Declaración de Melchor, indio de Cipacua, en la visita del Oidor Licenciado Diego de Narváez, 20 de enero año 1.574. Arch/ Historico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 10, f870r a 871v.

 

4 Declaración de Fraile Dionisio de San Miguel en la visita del Licenciado Don Diego de Narváez al Pueblo de Cipacua ,20 de  enero de 1.574.Arch/ Historico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 10, f 872r a 873 v.

 

5. Declaración de Fraile Antonio de Manzanares en la visita del Licenciado Don Diego de Narváez al pueblo de Cipacua, 20 de enero de 1.574 Arch/ Histórico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T 10, f 873v a 875v.

 

6. Diligencia secreta en la visita del Oidor Juan de Villabona Zubiaurre a Cipacua 10 de agosto de 1.610. Arch/ Historico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T9, f 979r y sig.

 

YAGUARO EN EL SIGLO XVI

 

  1. Tasación del tributo de los indios del pueblo de Yaguarú hecha por Don Antonio González año de 1.589 Arch/ Historico Nal de Colombia Visitas de Bolívar T1, f 55r a 55v. 

DOCUMENTOS RELACIONADOS  CON  LA HISTORIA DEL  MUNICIPIO  INDIGENA  DE  TUBARA

 Archivo General de la Nación

  

  1. Empleados públicos de Bolívar, T 33, f 376r a 378r. 
  2. Visitas de Bolívar, T 10, f 416r.- 867r a 869 v. 
  3. Miscelánea de la Colonia, T 5, f 579r a 674r.

  1. Miscelánea de la Colonia, T 29, f 99r a 1.107v.

  1. Visitas de Bolívar T 1, f 56v a 57r , f 822v. F, 404r a 420 r.  f, 54v a 55r. f825r a 825v . f, 441v 
  2. Curas y Obispos T 24, f 727. 
  3. Visitas de Bolívar, T 8 ,f 10v a 13r. 
  4. Poblaciones, T 10, f 114r a 116v. 
  5. Miscelánea de la Colonia,  T 141, f 875. 
  6. Censo del departamento del Atlántico, Partido de Tierradentro, Año de 1777 García Turín, F 294- 304. 
  7.  Encomiendas, T 19, f 2r.

  1. Juicios civiles de Bolívar, T II, f 115 (cronista Alonso de Zamora). 
  2. Tierras de Bolívar, T 8, f 785 v. 
  3.  Cartas y  Expedientes años 1.564 – 1.567 (archivo general de Indias (Sevilla España).

  1. Encomienda de Tubará, año 1.540 (archivo General de Sevilla). 
  2. Escritura Pública de Turbará  (Notaría Primera de Barranquilla) 31 de Diciembre de 1.886 
  3. Visitas de Bolívar, T 6, f, 522v y ss.

  1. Visitas de Bolívar, T 9- f, 511r a 524 v.- f, 471 a 477v- f, 384r a 387v. 
  2. Visitas de Bolívar, T 9. f, 448r a 451v- f, 453r a 456 r.- f, 430r a f, 979r. 
  3. Visitas de Bolívar, T 8 f, 201r y ss. 

PUBLICACIONES  DE  EN SAYOS  REFERENTES A  LA ETNOHISTORIA  DE  TUBARA 

 

1.        MENDOZA Castro Clemente. Tubará en la  Etnografía Precolombina. Revista Desarrollo Indoamericano No 94, año 1.994

     

  1. MENDOZA Castro Clemente. Arte Rupestre Makaná Patrimonio Arqueológico de Colombia. Revista desarrollo Indoamericano No 100, año 1.995.

 

  1. MENDOZA Castro Clemente. Rescate de la Identidad  Étnica en el Departamento del Atlántico. Revista Prospectiva Social No 4,  Facultad de Trabajo Social, Universidad Simón Bolívar, año 2.000.

 

  1. MENDOZA Castro Clemente –patrimonio Cultural de Tubará. Revista Prospectiva Social No 2. Facultad de Trabajo Social, Universidad Simón Bolívar, año 1.999

 

  1. MENDOZA Castro Clemente- Cultura  y medio ambiente  en el Ordenamiento territorial de Tubará.  Revista  Encuentro Bolivariano No 4, 2.003.

 

  1. BOTIA Contreras Álvaro. Reflexiones sobre el Arte Rupestre: los Petroglifos de Tubará. Atlántico.  Revista Educación y Humanismo No 10, año 2.000. Facultad de Educación Universidad Simón Bolívar.

 

  1. YANCE Pérez Orlando. Los Arawak de Tubará. Revista CUC, año 1.991

 

  1.  YANCE Pérez  Orlando. El Mito de Hu, Revista CUC No 17, año 1.990.

 

  1.  YANCE Pérez orlando. Semiología en el Arte Rupestre según la Organización Social Mokaná. Revista CUC, No 18, año 1.991.

 

FUENTE

Documento Word: www.lasc.ie/issues/onic-colombia/Documentos/d20.doc

Previous Topic | Next Topic
Print
Reply

Quick Navigation:


Create your own forum with Website Toolbox!